Pronunciación “Made in Espein”

Como todos ya sabéis, el idioma de Shakespeare para los españoles en general nunca ha sido nuestro gran fuerte y es algo de lo poco que no presumimos tal y como escribí en una entrada anterior. Partiendo de esta base, os voy a contar algunas experiencias personales con el inglés en general y con la pronunciación de algunas marcas o nombres propios en particular las cuales me han costado más de una carcajada aquí en Polonia. Seguro que a ti también de ha ocurrido esto alguna vez cuando has estado en contacto con gente que no es hispanohablante. Ready?

El camarero en shock

Uno de mis primeros viajes fuera de la península ibérica fue a Londres cuando tenía 17 años en un viaje de fin de estudios con el colegio. La verdad es que fue un viaje diferente ya que partimos en ferry desde Santander con destino Plymouth, al sur de Inglaterra, para posteriormente desplazarnos en bus hasta la capital inglesa. Comentar, antes de meternos en harina, que en el mismo ferry había un bar donde se podía consumir todo tipo de bebidas y bailar “La Macarena” hasta bien entrada la noche. Pues bien, una vez ya ubicados, contaros que en una ocasión me dispongo a ir a la barra con un amigo para pedir una Coca-Cola y a la hora de pedírsela al camarero, que solo hablaba inglés, le suelto un “One Coke, please”. Vale, pensaréis que lo dije bien o al menos está bien escrito, pero no, metí la pata hasta el fondo por culpa de mi pronunciación y vi en la mirada del camarero un auténtico miedo e incredulidad ante lo que estaba ocurriendo. La palabra que le causó ese estado de shock fue “Coke” que en inglés se pronuncia “/kəʊk/” (“kouk”), pero que yo pronuncié como “Cock” (“/kɒk/”) que significa, en un lenguaje vulgar, “pene”. Normal que el pobre camarero no quisiera atenderme más en toda la noche… 😀

Un Erasmus de inflexión

Tal y como escribí en la entrada Cómo acabe viniendo a Polonia, estuve de Erasmus en Brno (R. Checa) y me tocó convivir con un chico francés en la misma habitación durante todo el año. Los franceses tampoco es que puedan alardear mucho de una buena pronunciación hablando inglés (incluso algunos piensan que todo el mundo debería hablar la lengua de Napoleón por el gran poder que tuvo éste en Europa) y, claro, mi compañero no era tampoco ninguna excepción aunque tuviera mejor nivel que yo. Una de las anécdotas graciosas que me ocurrió en los primeros días de convivencia y que me hizo ponerme las pilas con el inglés fue cuando me preguntó que cómo nos íbamos a organizar con las tareas de limpieza a lo que yo le respondo con un simple “yes, yes”. Mi compañero se me queda mirando con una cara de “¿Cómo que ‘yes, yes’?” y repitiéndome de nuevo la pregunta ya logré responder adecuadamente dándome cuenta que no me enteraba de nada y que o espabilaba o las iba a pasar canutas. Gracias a Dios después de ese año de Erasmus puedo decir que mi inglés ha mejorado un poco aunque la pronunciación, con el típico acento español of course, todavía me tenía (y me tiene) preparada algunas sorpresas más.

Las joyas de la corona

Durante las múltiples visitas a Polonia cuando todavía vivía en España, me empecé a dar cuenta de que había algunos nombres propios o marcas comerciales conocidas por todo el mundo que los españoles hemos estado pronunciando mal toda la vida y que ahora que ya vivo en tierras polacas son motivo de carcajadas. Y es que los españoles somos muy de pronunciarlas de la misma forma que se escriben o de inventarnos sonidos que no existen y esto es culpa, en gran parte, porque los diferentes medios de comunicación como por ejemplo la televisión o la radio lo han pronunciado siempre de esa forma y nosotros, sin dudarlo, nos hemos creído que era lo correcto. Atentos a las siguientes joyas de la corona que no tienen desperdicio:

  • CHUCK NORRIS: El famosísimo actor americano se pondría muy furioso con nosotros (algo que no nos interesa conociendo de lo que es capaz) si supiera que pronunciamos su nombre como “chUck Norris” acentuando bien la “U” en vez de pronunciar una “A” que es como debería ser.
  • MICHAEL DOUGLAS: Otro famoso actor del cual pronunciamos correctamente su nombre en inglés, pero nos cargamos literalmente su apellido pronunciándolo como “dUglas”. Al igual que el anterior caso, estamos abonados a la “U” en vez de a la “A”.
  • MacGYVER: Famosa serie de acción de finales de los 80 y principio de los 90 a la cuál le da nombre su protagonista principal. Como cité anteriormente, a veces somos muy de inventarnos sonidos que ni siquiera existen, por lo tanto la pronunciación en español en este caso es “macgUiver” (mismo sonido que p.e. GUItarra) añadiendo de gratis la “U” donde mejor nos parece.
  • KETCHUP: El nombre de la salsa de tomate más consumida en todo el mundo de la que hablé hace unas semanas también lo pronunciamos como nos da la gana. En este caso es “kePchup” diciendo el sonido de la letra “P” en medio de la palabra porque como también acaba en la misma consonante, pues suena mejor.
  • DONUTS: Algo tan rico y tan dulce que seguro que probaste en el Jueves Gordo tampoco se libra de nuestra pronunciación la cual es tal y como se escribe, en cambio su pronunciación en inglés es “donAts”.
  • COLGATE: Una de las pastas de dientes más conocidas en todo el mundo siempre ha sido y es pronunciada en televisión en España tal y como se escribe, “Colgate”, cuando su correcta pronunciación en inglés es similar a cuando pronuncias la palabra inglesa “Gate” (“gueit” en español) añadiendo antes el prefijo “Col”. (es complicado de narices explicar de una forma clara la pronunciación de una palabra inglesa a un público hispanohablante ¿eh?)
  • APPLE: Al gigante tecnológico creado por Steve Jobs también le hacemos nuestro apaño en español cambiando de orden las letras o inventándonos sonidos con tal que suene más o menos bien. En este caso, en español decimos “apEL” o “EIpOL” cuando lo correcto sería decir “apOL”.
  • SPIDERMAN: En español escapamos de las telas de araña de este superhéroe pronunciando su nombre tal y como se escribe, para qué complicarse la vida tanto, cuando la pronunciación en inglés es algo como “SpAIdermEn”.
  • LEROY MERLIN: Esta más que conocida empresa francesa también la pronunciamos tal y como se escribe cuando en realidad hay que darle un acento un poco gabacho para que suene algo como “Legoá Meg-lén”. Aquí os dejo el siguiente video para que veáis que también en Polonia tienen sus propias formas de llamarlo.

  • CARREFOUR: Otra gran superficie francesa que de toda la vida la hemos pronunciado “CarrefUr” resaltando bien el sonido de la “R” (que se note que somos de España) y que según los entendidos se dice “Kerfur” con un sonido de la “R” más suave, más francés.

A partir de ahora te digo que si eres español o si hablas con otros españoles te fijes en estos nombres y en cómo los pronuncian… ¡Estoy seguro que te vendrá a la cabeza esta entrada y te reirás a carcajadas! 😉

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *