Cómo se saludan los polacos

Alrededor del mundo existen muchas formas de saludarse como por ejemplo en el Tíbet sacan la lengua, en Groenlandia se frotan las narices o en Tailandia juntan las palmas hacia arriba y pegadas al pecho inclinando un poco la cabeza hacia abajo. En Polonia, quizá la forma de saludarse no es lo primero ni lo segundo que llame la atención en un extranjero, pero no por ello deja de ser peculiar una vez que ya vives dentro de esta sociedad y lo ves a diario. A continuación, te voy a intentar detallar las formas de saludarse que existen en este país dependiendo de la situación en la que te encuentres para que no te pille de sorpresa y te deje en una situación incómoda.

Acabas de conocer a alguien por primera vez

  • Entre hombres: Se dan la mano. Para mí es gracioso el modo en el que lo hacen porque en muchos casos abren un poco el brazo hacia fuera para luego finalizar con un golpe seco estrechándose la mano fuertemente. Tengo mis dudas de porqué lo hacen de esa forma: no sé si es para transmitir una sensación de confianza a la otra persona o para demostrar lo machotes que son. Vosotros me diréis.
  • Entre hombre y mujer: Se dan la mano. A diferencia que en España (que somos muy “besucones”), aquí en Polonia SIEMPRE se da la mano cuando conoces a otra persona del sexo opuesto. Ni se te ocurra lanzarte a dar dos besos porque harás que la otra persona retroceda ante tal exceso de confianza en un primer encuentro. En otras palabras, te puedes llevar “una cobra” en toda regla. Entre personas de una edad ya avanzada o de localidades pequeñas, aún sigo viendo que el hombre hace una reverencia ante la mujer cogiéndola de la mano y besando la misma.
  • Entre mujeres: Más de lo mismo, se dan la mano entre ellas y punto.

Ya conoces a las personas presentes

  • Entre hombres: Se dan la mano y cuando ya hay mucha confianza, incluso se chocan los hombros o hacen el saludo americano chocando los puños.
  • Entre hombre y mujer: Si es entre jóvenes, con un beso en la mejilla es suficiente y si se trata de que alguno de los dos o los dos tienen una edad de 50 y pico para arriba más o menos, se dan 3 besos intercambiando las mejillas. Como escribía antes, los españoles tenemos fama de que somos muy de dar besos, pero es que los polacos, como ya se conozcan, se ponen a regalar besos como si no hubiera un mañana. Es gracioso cuando tengo alguna comida familiar con las tías de mi mujer porque cuando empiezo a saludar con 3 besos a cada una, me da la sensación que estoy viendo un partido de tenis… ¡Qué mareo! También decir que besar la mano de la mujer o darse un abrazo afectuoso son las otras dos alternativas ante familiares o amigos cercanos.
  • Entre mujeres: “Idem”, uno o tres besos y/o abrazo.

Una vez es suficiente

En España, cuando llegamos a nuestro puesto de trabajo decimos un “buenos días” a todo el mundo y, si la relación es muy personal con alguno de nuestros compañeros, incluso nos damos la mano o dos besos en las mejillas. Luego, durante el resto del día, si nos encontramos con alguno por el pasillo, en la cocina o en el baño, en muchos casos volvemos a decir por educación un “Hola” o un “Buenas. ¿Qué tal?”.

¿Y a qué viene esto? Pues mira, te cuento. Resulta que actualmente trabajando aquí en Polonia me ocurre algo a lo que no estaba acostumbrado y que me ha sorprendido. A primera hora de la mañana, cada compañero que llega da la mano al resto (gesto que me parece muy educado y profesional), pero luego, si te los cruzas de nuevo cara a cara, algunos de ellos no te dicen absolutamente nada, salvo que inicies tú la conversación. Una vez me dio por preguntar a uno de mis compañeros polacos con el que tengo más trato el porqué de este comportamiento y me dice “Si ya te han saludado una vez por la mañana, no necesitan volver a saludarte de nuevo, ya saben que estás ahí por si te necesitan”. Bueno, pues vale, lo aceptas como es y punto, otra cosa no puedes hacer. 😀

Los que no saludan

Como ya comenté en la entrada de “El ‘Buenos días’ polaco”, en Polonia (y más concretamente en Varsovia) también hay gente que es reacia a darte unos simples “Buenos días”, aunque no te conozca de nada, como por ejemplo cuando se cruza contigo en el ascensor del edificio donde vives. Tengo que reconocer que cada vez me van ocurriendo menos este tipo de situaciones (más que nada porque soy yo el primero que saludo), pero aun así todavía tengo que aguantar alguna que otra. Igual será que a mis vecinos se les ha olvidado la educación en casa antes de salir…

En fin, espero que te hayas hecho una idea general de cómo saludar a un@ polac@ y, que si se te presenta en algún momento esa oportunidad, te acuerdes de esta humilde entrada y sepas reaccionar debidamente. 😉

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *