El fútbol en Polonia

Siendo sincero, llevo ya mucho tiempo queriendo escribir esta entrada ya que me considero un gran amante de este deporte y hoy, por fin, ha llegado el día para daros a conocer cómo es el fútbol aquí en Polonia, tanto a nivel nacional como internacional. Como siempre digo, escribo bajo mi experiencia y mi punto de vista por lo tanto no estáis en la obligación de creerme al cien por cien, aunque deberíais… 😉

Durante el tiempo que llevo viviendo aquí en Polonia he tenido la oportunidad de asistir a varios partidos de fútbol desde uno de la tercera división polaca (2ª División B española) hasta otro de la Europa League pasando por varios partidos de la Ekstraklasa, la máxima categoría del fútbol polaco, del equipo más popular aquí en Varsovia, el Legia. A continuación voy a contaros varias experiencias y conclusiones que he sacado de ellos y espero que al menos te hagas una idea de cómo es el fútbol por estas tierras y no hagas tanto caso a las noticias que te llegan de otros países que no siempre son ciertas.

¿Existe un fútbol de calidad?

Tanto para este apartado como para los siguientes, las comparaciones van a ser realizadas con la liga de fútbol de mi país, la Liga Española, que es la que conozco a fondo (no me gusta escribir de lo que no conozco). A la pregunta referente al título que precede a este párrafo, la respuesta es claramente un NO. Acostumbrado a ver cada domingo los partidos de LaLiga con los mejores jugadores del mundo, pienso que los jugadores de la liga polaca no están ni de lejos al mismo nivel convirtiendo los partidos de la Ekstraklasa en una especie de aburrimiento futbolístico sin precedentes. En otras palabras, salvo algún jugador que destaque por encima del resto, los jugadores de la Ekstraklasa (que no estoy diciendo los jugadores polacos) son muy malos.

¿A qué se debe esta mediocridad futbolística?
La respuesta solo tiene un nombre: caballero Don Dinero. Los clubes de fútbol en Polonia por contrato reciben mucho menos dinero que clubes de otros países para financiarse por parte de los grupos mafiosos UEFA y FIFA y también por los derechos de las retransmisiones televisivas. Debido a esta falta de recursos económicos, a los equipos polacos solo les queda pulir bien la cantera para ver si suena la flauta y sale un nuevo Lewandowski el cual pueda ser vendido a algún grande de Europa por un módica cantidad de dinero que permita a la entidad mantenerse durante los siguientes años. En definitiva, siempre que aparece un buen jugador polaco, se marcha a jugar a una liga más competitiva y donde paguen más, como es lógico; de ahí esa mediocridad de la que hablábamos. Ejemplos hay muchos: el mismo Lewandowski, Krychowiak, Milik, Zieliński, Kapustka, Piszczek, Błaszczykowski…

Siempre apoyando al equipo de la ciudad

Suena a una obviedad, pero los polacos no son muy de apoyar al equipo de otra ciudad polaca, es decir, es muy difícil que encuentres a un varsoviano que apoye al Lech Poznan o uno de Cracovia que apoye al Lechia Gdansk, son bastante fieles al equipo de la ciudad a la que pertenecen. También conozco a muchos otros polacos que apoyan a equipos de otras grandes ligas europeas como el Liverpool, el Arsenal, el Bayern o el Barcelona entre otros debido a los éxitos conseguidos. Lo curioso es que todavía no he conocido a muchos que apoye al club más grande de todos los tiempos, el Real Madrid (aunque existen peñas madridistas polacas), pero bueno, no todos tienen que entender de fútbol. 😀

Aficionados y Ultras

No todos los fans son ultras ni todos los ultras son fans”. Con esta frase puedo definir a la perfección a las hinchadas de los equipos polacos. Los fans tienen un comportamiento pasional dentro del estadio donde animan a su equipo incondicionalmente (en la foto, “Legia o Muerte”) y un comportamiento tranquilo fuera de él. No es para nada justo decir que las aficiones polacas son peligrosas tal y como he escuchado en alguna televisión española, eso sería meter a todos en el mismo saco. En cuanto a los ultras decir que también tienen un comportamiento pasional dentro del estadio, pero fuera a algunos se les va la cabeza y en ocasiones provocan peligrosos altercados con las aficiones rivales y con la policía antidisturbios. Incluso seguro que hay personas dentro de los ultras que no les importa para nada el fútbol y van solo a pegarse con quien les lleve la contraria, de ahí que tristemente no todos los ultras son fans. No puedo llegar a entender a esa gentuza que va al fútbol a pegarse con otra gente, es totalmente denunciable.

Legia-Real Madrid a puerta cerrada

En referencia al párrafo anterior no podía dejar de escribir sobre el partido a puerta cerrada de esta temporada (2016-2017) entre el Legia y el Real Madrid en la Champions. El partido más importante que tenía el Legia en su estadio en los últimos 22 años no pudo ser presenciado por la afición local porque una panda de salvajes y delincuentes en el encuentro anterior de Champions en Varsovia contra el Borussia Dortmund se dedicaron a provocar gravísimos altercados dentro del estadio. Totalmente merecido, claro que sí, ahora solo hace falta que empleen la misma mano dura con otros equipos con hinchadas salvajes y todos en paz. Añadir que además en ese partido se vieron 6 goles (3-3), una pena para el resto de aficionados varsovianos que no pudieron disfrutar de ello, pero si el propio club no toma medidas contra esta gente me temo que no será la última vez que ocurra.

¿Es peligroso ir a un partido por el tema de los ultras?

Es respuesta es un NO como una casa, eso sí, salvo que vayas con la idea de provocar a la afición local tocándoles la narices, entonces sí que te puedes ver metido en problemas y con razón. Las veces que yo he asistido a ver algún partido, he visto familias enteras con niños pequeños y no ha existido el más mínimo peligro, puedes ir tranquilamente y pasar un rato agradable. De hecho, como comenté anteriormente, los ultras dentro del estadio son los responsables del gran ambiente que se genera estando los 90 minutos de pie y cantando… ¡Vamos, igualito que en España con los piperos de turno!

Ambiente de fiesta los 90 minutos

Tanto los ultras principalmente como el resto de aficionados dentro del estadio no paran de animar a su equipo durante todo el partido. Por poneros un ejemplo, uno de los fondos del estadio del Legia Warszawa que recibe el nombre de Zyleta, siempre que hay partido, están todos de pie y cantando independientemente del resultado. Yo ya he podido asistir dos veces a ese fondo y doy fe de ello, impresionante. Añadir que a las aficiones polacas les gustan mucho preparar tifos para los partidos y hacer uso de bengalas dentro del estadio a pesar de que la FIFA lo tenga prohibido.

¿Las entradas son caras?

Para nada, salvo en España que ven a los aficionados con cara de tontos y ponen unos precios desorbitados, en el resto de Europa son bastante más baratas. Para que os hagáis una idea, un partido de la tercera división polaca puede valer 15zl (casi 4€), uno de la Ekstraklasa 60zl (unos 15€) y un partido europeo las entradas rondan los 90-100zl (22-25€) aunque siempre variará dependiendo del equipo que juegue. Como véis, a cualquiera que le guste el fútbol puede disfrutar de él sin tener que donar un riñón propio.

La selección polaca

Llevo tiempo diciéndolo que ahora mismo la generación de futbolistas que componen el equipo nacional de Polonia tiene bastante calidad y veremos a ver si son capaces de conseguir algo grande en las próximas competiciones internacionales. Mucha gente polaca me dice que España es mucho mejor y que hemos ganado grandes cosas, pero hay que recordar que hasta ese maravilloso año 2008 nos comíamos los mocos un año sí y otro también hasta que pudimos contar con la generación de oro del fútbol español que nos llevo a la cima mundial. A lo que voy es que la generación de futbolistas polacos que representan a Polonia hoy en día (2017) es muy buena con Lewandowski a la cabeza seguido de Milik, Zieliński, Piszczek o Błaszczykowski entre otros y por ahora están dando razones para creer en ellos. En la Euro2016 llegaron a cuartos de final siendo apeada de la competición por la selección de Portugal que a la postre sería la campeona y ahora en la clasificación para el mundial de Rusia 2018 son primeros dejando al segundo a 6 puntos. En la actualidad ocupan el puesto 12º en el ranking FIFA, el mejor de su historia.

Share Button

One Comment

  1. Hola, he visto partidos de la liga polaca me parecieron muy aburridos. Tampoco se puede comparar con la liga española, pero la diferencia la hacen tres equipos superlativos dos buenos y el resto de mediocre a pesimos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *