Cuando te invitan a una casa en Polonia

En cada país la gente tiene su propia forma de relacionarse con otra gente y los ejemplos los tenemos delante de nuestros ojos. En España o en los países mediterráneos la mayoría de la gente queda en bares y restaurantes con sus amigos para tomar unas cañas con sus correspondientes tapas o para degustar una deliciosa cena, es decir, como norma general se sale a la calle para relacionarse con otras personas en parte porque el tiempo generalmente acompaña. En cambio en el centro, norte y este de Europa la gente es más propensa a abrir las puertas de su propia casa para invitar a sus amigos y conocidos ofreciéndoles lo mejor que tienen haciendo gala de su maravillosa hospitalidad (con esto no quiero decir que la gente de esos países no haga vida en la calle, ¡para nada!). Y como ya os podéis imaginar, Polonia está entre esos países en donde es muy común que te inviten a una casa por lo que a continuación te daré una serie de pautas a seguir para quedar bien y hacer de esa invitación un momento agradable para todos. Coge papel y apunta.

NOTA: Siempre hablo de ir invitado a casa de los amigos aunque algunas de estas pautas son también aplicables para cuando vas a visitar a tu familia política (la familia de tu pareja) polaca.

Quítate los zapatos
Da igual en qué época del año estés, siempre que visites una casa en Polonia, quítate los zapatos o las botas antes de entrar. Creo que es un buen gesto dirigido a la persona que te ha invitado mostrándole que te sientes como en tu propia casa. También es verdad que si nos encontramos en invierno, no ensucias el suelo con tu calzado lleno de nieve o barro. Seguro que el anfitrión te lo agradecerá. El único caso en el que se permite entrar con calzado es cuando se llevan sandalias.

No lleves puesta mucha ropa de abrigo
A diferencia con los países de climas más templados, en Polonia las casas están totalmente aisladas del frío como te puedes imaginar y dentro de ellas se pasa calor así que no te abrigues mucho o acabarás como un pollo asado.

Cuidado con el saludo
Si hay alguien en la casa a la que estás invitado que no conoces y es la primera vez que os veis frente a frente, recuerda siempre que hay que dar la mano, ya sea hombre o mujer, no vaya a ser que te toque vivir con una buena “cobra” toda la velada. Te enseñará toda la casa
Aunque esto es algo que yo también hacía en España, cuando vas a visitar una casa polaca, el anfitrión quiere que conozcas cada rincón de su humilde morada, incluido su propio dormitorio.

Lleva algún detalle
Independiente del país en el que te encuentres, el hecho de ser invitado a una casa ajena ya de por si es un bonito gesto por parte del anfitrión hacia ti, así que correspóndele como se merece y llévale algún detalle. Una botella de vino o de vodka o algo dulce o salado te hará quedar como una persona agradecida con la causa. No rechaces el primer shot de vodka
Si no vas a conducir después y no te encuentras enfermo (y si lo estás, te ayudará), no rechaces el primer chupito de vodka por muy fuerte que sea, puede ser una deshonra para el anfitrión. Como ejemplo os cuento que una vez fui a visitar a una amiga a su casa por navidad y al conocer a su padre por primera vez, éste me ofreció bimber (vodka casero de 70 grados de alcohol) y como no podía decir que no, me lo tragué como pude seguido de una botella de 2 litros de agua… ¡Lo que hace uno para quedar bien! No te ofrezcas a limpiar/recoger la mesa/los cacharros
Lo que en muchos países está visto con buenos ojos, en Polonia en muchas casas lo ven como una ofensa, si tú eres el invitado, eres el invitado con todo lo que eso conlleva, no intentes ser demasiado amable poniéndote a fregar los platos de la cena porque puede ser que consigas el efecto contrario. Mucha confianza debes de tener con el anfitrión para que éste te lo permita.

Bueno, ¿y tú, tienes algún plan para este sábado por la noche? ¿Te vienes a mi casa y preparo algo para cenar o qué? 😉

Share Button

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *