Cuando “NO” significa “SI”

Dicen que aprender idiomas nunca ha sido una tarea fácil y más si el idioma que aprendemos no tiene ninguna similitud con nuestra lengua materna, aunque “hace más el que quiere que el que puede” como dice mi padre. Si a esto le añadimos que en algunos países como Bulgaria, por ejemplo, si queremos decir “SI” tenemos que negar con la cabeza y si queremos decir “NO”, asentir, es decir, al contrario de casi cualquier país del mundo, la situación se complica aún más. En el caso de Polonia y el polaco no es tan extremo en este sentido del SI/NO, pero también tiene su miga la cosa. Continúa leyendo y verás a qué me refiero.

Si buscamos en el diccionario cómo se dice “SI” y “No” en polaco, nos aparecerá el significado oficial de “Tak” y “Nie” respectivamente. Hasta aquí, todo correcto, al menos ya sabemos decir dos monosílabos básicos en polaco. Pero la historia cambia cuando vives día a día con los polacos y te das cuenta que en un lenguaje más coloquial, “No” significa “Si” y entonces en ese momento es cuando tus neuronas empiezan a sufrir cortocircuitos provocándote problemas psicológicos severos y empiezas a ver qué difícil es este idioma.

Ese “No” con un significado afirmativo no es el mismo que nuestro “No” español o el “No” inglés, es un “No” alargando la “o” final con un tono final descendente y desenfadado.  Al menos ahora ya tienes alguna pista para poder diferenciarlo cuando lo escuches en una conversación informal.

Yo personalmente tengo el problema en casa. Entre mi mujer y yo hablamos español debido a que ella ha vivido en España durante unos años, pero, como es normal, hay veces que me dice algunas palabras o frases básicas en polaco para que mi oído se vaya acostumbrando y alguna vez que otra se produce una situación como la que os voy a relatar.

(YO): Kochanie (cariño), ¿tenemos que comprar pan hoy?

(MI MUJER): No…

(Y): Ok, entonces ya lo compramos mañana…

(MM): ¡NO!

(Y): ¿¿No qué??

(MM): ¿Ves cómo no me escuchas lo que te digo?

(Y): ¡Pero si me has dicho que NO hacía falta comprar pan hoy!

(MM): Es que no aprendes ¿eh? Era el “No” polaco…

(Y): Ah vale, otra vez el maldito “No” polaco… grrrrrr ¬_¬

Otra graciosa situación le ocurrió a mi amiga mexicana Stephi. Cuando ella empezó a vivir en Varsovia, un día decidió ir a comprar un billete de bus dándose la siguiente situación:

(Stephi): Dzien dobry. Po prosze jeden bilet. (Buenos días. Un billete por favor)

(La mujer del quiosco): No…

(S): ¿¿?? Ok ok… Dziekuje. Do wizenia… (Gracias. Adiós)

… Y mi amiga se dio la vuelta y se marchó de allí pensando “¡Vaya señora más antipática!”xD. (¡Daría lo que fuera por ver la cara de la pobre mujer del quiosco!). Finalmente Stephi volvió y lo compró porque de no hacerlo, si la pillan sin billete, recibiría una gran multa.

Y así tropecientas situaciones más aunque poco a poco yo personalmente ya me voy acostumbrando al famoso “No” polaco e incluso ya me habitúo a utilizarlo cuando quiero decir “Sí”.

Y a vosotros, ¿os ocurre lo mismo? ¿Habéis tenido también alguna situación graciosa parecida?

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *