Cómo acabé viniendo a Polonia

Esta página web tiene un nombre muy sencillo, fácil de recordar y por el que muchos de nosotros nos podemos sentir identificados, “Yo en Polonia”. Hasta aquí, todo muy bien y muy bonito, pero ¿cómo es posible que un hispanohablante como yo o quizás como tú acabe en un país tan diferente al nuestro en muchos aspectos? Hoy me apetece contaros mi experiencia personal de cómo he acabado viviendo y trabajando aquí en Polonia para que me conozcáis un poco más. Así que sin más dilaciones, comenzamos.

Como todo comienzo, empezaremos por el principio que es como mejor se entienden las cosas, ¿no os parece?

Toda relación con Polonia empezó en el año 2009 cuando decidí marcharme de Erasmus a Brno, República Checa, para poder vivir sin lugar a duda la mejor experiencia y el mejor año mi de vida. Allí me alojé en una residencia universitaria repleta de estudiantes Erasmus así que ya os podéis imaginar lo “mal” que lo pasábamos entre esas cuatro paredes que muy bonitas no eran, todo hay que decirlo. Pero bueno, yo creo que el sitio carece de importancia cuando la gente que te acompaña en este tipo de aventuras es extraordinaria como ocurrió en mi caso. Y entre toda esa maravillosa gente que conocí tengo que destacar a la que a día de hoy es mi compañera de viaje, mi cómplice, mi mujer, mi todo. Es curioso que ninguno de los dos recordamos cuándo fue la primera vez que nos vimos, pero lo que sí está claro es que fue en una de las muchas fiestas que tuvimos… ¿De fiesta? ¿En Erasmus? Qué raro ¿no?

Ese año pasó muy rápido y ya era junio del 2010 cuando acabó mi Erasmus y tocaba volver a España a la cruda realidad para acabar mis estudios por lo que nos tuvimos que separar durante un año, yo en España y ella aquí en Polonia. Tengo que reconocer que fue un año duro, pero teníamos la esperanza de que tarde o temprano íbamos a reencontrarnos como así fue al año siguiente cuando mi mujer, valiente como ella sola, decidió dejar su país e ir a Madrid en plena crisis económica para buscar trabajo y empezar a vivir juntos. En la capital española estuvimos durante un año entero trabajando y disfrutando de la magia que desprende una ciudad tan cosmopolita y con tanto encanto, si no la conocéis os invito a hacerlo porque seguro que os va a encantar.

La siguiente parada fue Logroño, perteneciente a la Comunidad Autónoma de La Rioja. A los que os gusta el vino seguro que os suena esta región ¿verdad? Allí también estuvimos trabajando durante los tres años siguientes, compartiendo deliciosos pinchos por la Laurel y la San Juan junto a gente encantadora que conocimos y a la cual invitamos a que nos visiten ahora en Varsovia (guiño guiño). Añadir que aun todavía viviendo en Logroño, en el año 2014 nos casamos aquí en Polonia en la ciudad de ella, en Lublin, en una boda simplemente espectacular.

Una vez pasados esos tres años, por decisión mutua decidimos dar un aire fresco a nuestras vidas dejando atrás nuestros respectivos trabajos en tierras riojanas y mudarnos a Varsovia. Mi mujer ya vino con trabajo y ahora era yo el que venía con una mano delante y otra detrás en busca de nuevas oportunidades laborales. Empecé trabajando como profesor de español durante los 6 primeros meses en una academia a la cual le estoy muy agradecido por brindarme la oportunidad de enseñar mi idioma a otras personas y de esta forma conocer un poco más al pueblo polaco y su forma de ver y entender las cosas. Finalmente me surgió la oportunidad de trabajar en mi sector que es el informático y aquí estoy desde entonces ganándome el plato de lentejas.

Como podéis ver, me vine a vivir a Polonia única y exclusivamente por amor y la verdad es que estoy muy contento por la decisión que tomé y por cómo me están yendo las cosas. No sé si será de forma temporal o definitiva mi estancia aquí, ahora no me importa, solo vivo el presente y mañana no sé qué pasará. Mientras tanto, disfruto del día a día en un país que me ha acogido con los brazos abiertos y al que estoy muy agradecido.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *